Please reload

Pubicaciones recientes

Estrés Laboral. El valor de darle palabra

Cada día, los datos estadísticos nos dicen que son mas las mujeres que manifiestan síntomas posiblemente asociados al estrés en contextos de trabajo. Posiblemente menciono, ya que muchos de los síntomas son compartidos con otras patologías o cuadros de malestar emocional. El trabajo como fuente de bienestar y satisfacción parecería ser algo ilusorio.

Entender como es definido el estrés sera un modo para iniciar con un punto en común este artículo: estrés es una respuesta fisiológica natural del ser humano, actuando como un mecanismo que prepara nuestro organismo para hacer frente a situaciones nuevas, que presentan un nivel de exigencia superior o que se perciben como amenazante. El problema se da cuando esta respuesta natural del organismo se activa en exceso o de modo prolongado, lo que puede dar lugar a problemas de salud en el corto, medio o largo plazo, y determinados entornos.

 

En este articulo te propondré acercar esta problemática hacia tres cuestiones (aclaro que vendrá una segunda parte de este articulo)

Una de ellas será los niveles de autoexigencia que diariamente nos imponemos no solo en nuestro trabajo, sino en relación a nuestra vida diaria.

Por otro lado, hablare acerca de la necesidad y urgencia diría yo, de manifestar con palabras lo que nos aqueja como consecuencia de el estrés.

Y por ultimo, considerar que aporta mi crecimiento y diario rendimiento el contexto donde trabajo.

 

Sin dudas que en los últimos años, hemos conquistado ámbitos y posiciones laborales que nos abrieron el panorama para tomar decisiones y ejecutar acciones a otro nivel. La vorágine de las redes sociales nos permitió entrar como quien observa desde una ventana, la vida y obra de muchas personas de todas partes del mundo. Y debo decir que tiene algún efecto contagioso: ver que otros hacen, logran y crecen, nos mueve a caminar en la misma dirección.

Entonces, llegar a nuevos ámbitos laborales, tomar decisiones de ganar mayor autonomía como profesionales o visibilizar nuestro trabajo, conlleva esfuerzo. Esfuerzo diario, recreando o innovando en todo lo necesario para lograr metas y objetivos.

Y en el afán de perseguirlo, vamos sosteniendo niveles de autoexigencia que demandan de nuestra energía y mente cada vez mas, desdibujándose  los limites entre lo que hacemos y somos en contexto de trabajo y fuera de él.

En tanto sostengamos una proporción acerca de nuestro conocimiento sobre los limites en los que podemos continuar trabajando de manera eficaz, sostener objetivos y visibilizar metas, sumará a nuestro motor emocional. 

¿En donde encontraríamos el estrés entonces? sucede que hacer frente a exigencias externas, requiere contar con un bagaje de recursos internos, un fortalecimiento emocional acorde en lo posible.

Allí es en donde radica la diferencia:  cuando mis recursos internos no lograr facilitar mi afrontamiento a lo que mi contexto (y yo misma) exijo.

Y ello incluye relaciones con proveedores, responder a clientes, afrontar baja de personal, coordinar encuentros de equipos de trabajos, mediar conflictos de otros y resolver nuestras propias conflictos, continuar una formación académica, conciliar la vida personal y vida laboral, etcétera.

Allí entonces, nos encontramos con un abanico de demandas hacia nosotras y en el momento de querer "hacer todo, tener respuesta a todo y todo a la perfección" es cuando los niveles de estrés comienza con sus primeras manifestaciones. 

Por ello, toda esta demanda externa y nuestra autoexigencia requieren ejercitar a diario y sobre todo en situaciones limites el segundo pilar en este articulo: dar palabra a lo que acontece dentro nuestro.

Ciertamente es difícil conocer "el punto limite" o identificar cuando "tocamos fondo" como habitualmente escucho en consultas, pero en realidad seria conveniente no llegar a ello.

Pero si manifestamos con frecuencia, sera por hemos desarrollado un recurso valiosisimo: escucharnos a nosotras mismas, a lo que nos pasa y a lo que no nos puede seguir sucediendo mas (por el bien de nosotras mismas y de quienes nos rodean)

Es entonces: poner palabra a lo que me sucede hoy mismo con..(complétese con aquello que sientas que no podes seguir sosteniendo y controlando de manera equilibrada) y entonces encontrar desde mis palabras un modo de activar un cambio. Tu palabra crea.

 

Por ultimo, como primera parte de este tema, sera hablar de los contextos de trabajo como espacio de relaciones interpersonales que pueden favorecer el afrontamiento a exigencias o sobrecarga de trabajo o bien, potenciarlo. Es real hablar de entornos tóxicos (quizas quienes hemos pasado por ello podemos comprender verdaderamente la definicion) pero tomar perspectiva del contexto es un verdadero desafio, ya que al encontrarnos siendo parte de el, realmente verme distinta al entorno para ponerle adjetivos y realizar un analisis de su influencia en mí es complejo, pero no imposible.

Por ello, son tan importantes los espacios para lograr llevar mediante mi propio relato si mi entorno es de caracter facilitador de cambio o crecimiento o facilita situaciones que agravan mi situacion laboral de exigencia y sobrecarga.

 

Sostener con equilibrio, afrontar con certeza de saberse capaz, aun cuando no tengamos todas las respuestas en el momento, pero si la confianza de que las encontraremos (como muchas otras más)

Dar forma mediante mi propio relato, a lo que llevo dentro, producto de lo que vivo dia a dia como trabajadora y como mujer que aspira a crecer, pero que tambien valora cuidarse a ella misma. 

Cuidar mi potencial no disminuye mis posibilidades, al contrario, me permite expandirlo en donde encuentre las condiciones necesarias para desarrollar un equilibrio entre quien soy y llegaré a ser.

 

Por que el valor de dar palabra a tu malestar es darte valor a vos misma.

 

De este articulo  quisiera que te lleves (entre tus propias conclusiones claro) que en todo proceso laboral, encontrarnos con desafíos y dificultades, debe sostenernos del lado del crecimiento, cambio, recreación y adaptación.

Que de todo ello, los tiempos que tomes para lograr cada uno, sea principalmente definido por vos, por tus recursos internos y fundamentalmente de la mano de un contexto laboral u organización que acompañe. 

 

 

 

 

Gracias por leerme.

Alina.

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Sumate a mi Comunidad
Please reload

Buscar por tags
Please reload

Archivo
  • LinkedIn Social Icon
  • Facebook Basic Square