Please reload

Pubicaciones recientes

6 claves para identificar conflictos de cambio

Seamos sinceras, hasta que la pequeña piedra en el zapato no se transforma en una verdadera incomodidad, no decidimos quitarla. Paradojicamente, el tamaño de la piedra nunca cambio, fue la experiencia sostenida en el tiempo la que nos motivó a removerla.

 

Sucede que, desde la propia experiencia, es decir, de la vivencia que para nosotras representa una situación, nos lleva a iniciar un cambio. Quizás siempre fue la misma situacion, pero si agregamos que el tiempo prolongó la exposición a dicha situación y seguramente trajo otras experiencias mas, ya nada sigue siendo igual.

 

Por ello, esta frase que un dia llego a mi consulta como disparador de un proceso ("me siento estancada para cambiar de trabajo") es hoy el primer disparador que inaugura mi blog "edición 2018" ;)

 

Pero, si hoy en vos resuena esta frase es por que un punto de identificación encontraste en ella, seguramente alguna "pequeña piedra en el zapato" tenés.

 

Seria fácil para mi traerte una receta, por que hoy en dia las "soluciones envasadas" parecen ser atractivas. Sin embargo, vos y yo sabemos que los verdaderos cambios no vienen en envases que se consiguen en una tienda online.

 

Hablaremos de dos temas puntualmente: el estancamiento como experiencia y aquellos posibles conflictos internos que favorecen a la misma.

Con frecuencia, el estar estancadas lo asociamos a falta de ideas, creatividad, posiblemente no logramos visibilizar oportunidades de cambio, nos sentimos paralizadas mientras observamos como otras personas logran pasos que los consideramos gigantes al lado de nuestra estado de quietud. Poco a poco, nuestras rutinas pierden sentido, las asociamos a perder nuestro tiempo en actividades que "no nos llenan" como personas y como trabajadoras. 

 

Y en este estado, podemos comenzar a pensar que quizás no existen oportunidades "destinadas" a nosotras, que probablemente nuestro tiempo "ya pasó" y miramos para atrás tratando de identificar aquellas oportunidades que no supimos o pudimos hacerlas propias.

 

Algo de todo esto te suena?

 

Por ello te acerco hoy algunas claves que considero como conflictos de cambio, los cuales son con frecuencia, agentes que favorecen a la experiencia de estancamiento.

 

1. Desconocimiento del entorno: refiero a no contar con verdadera información acerca de posibilidades de cambio reales. Es decir, mas allá de tener ideas acerca de posibles áreas de acción, no logramos desarrollar un proceso de análisis mas profundo, el cual puede ser movido por desconocer métodos o estrategias, o bien, factores emocionales como nuestra propia inseguridad e incertidumbre que limitan aquellos pasos hacia el descubrimiento de verdaderas lineas de acción. Sentirnos que quizás no seremos capaces de dar pasos firmes hacia lo desconocido, abrumarnos por la sensación de soledad que nos inunda el pensar tener que iniciar un cambio hacia áreas o ámbitos en donde no contamos con contactos, etc.

 

2. Acercarnos a la posibilidad de fracasar: habitualmente llega mediante interrogantes que nos inundan y que lamentablemente hoy no podemos responder: "y si me va mal?" "y si no logro tener éxito en este ámbito?" "y si no era lo que yo esperaba?" Aclararé que los temores son emociones esperables ante lo desconocido, como antiguos mecanismos que nos preservan de posibles peligros. Actualmente, los temores que llegan con preguntas para las que quizás no tenemos respuestas certezas, sin dudas detienen nuestro avance hacia nuevos horizontes.

 

3. Dejar aquello en donde encuentro plenas identificaciones: nos guste o no, ámbitos en donde actualmente circulamos, aportan características de nuestra identidad actual, de quienes somos y como nos presentamos ante los demás. Ir en busca de "algo mas" que continúe la construcción de quien soy, supone abandonar parcialmente otras características que me definían. Es decir "ya no seré más la..." "ya no seré la encargada de..." "ahora no tendré como reconocimiento que hago..." y así desde lo que muchas veces nuestras palabras dicen de nosotras mismas, podemos observar como el conflicto para lograr un cambio verdadero es por que supone un "abandonarse parcialmente" para llegar "nuevas identificaciones" las cuales poco a poco, en un proceso de adaptación, iré asumiendo y haciendo parte de mí.

 

4. Tomar contacto con una realidad desconocida: nuevamente el enfrentarnos a lo "no conocido" abruma o disminuye el ritmo de nuestro cambio. Implica salir de un contexto o como se conoce "zona de confort" para llegar a otras realidades de las que poco conozco y me recuerdan que "no me interiorice" en este tiempo en el que estuve "inmersa en mi propia realidad" como escuche en varias oportunidades. Se percibe como "no me actualice en todo este tiempo" "desconozco las nuevas tendencias" "descuidé el aprender nuevas herramientas" etc.

 

5. El momento vital que atravesamos: sería entender que si bien que queremos cambiar y renovarnos en nuestra condición laboral, seguimos viviendo una etapa vital que tienen características propias. Es decir, que mi cambio laboral también será influido parcialmente por "como se encuentra mi vida en este momento": "estoy separada recientemente y tengo que reorganizar mi vida" "mis hijos son pequeños y demandan mucho de mi atención" "mis padres necesitan de mi cuidado y eso disminuye mis horas laborales" "tengo planes de formar mi familia y quiero organizar mi trabajo en función de ello"

Entonces, como la vida misma nos recuerda que somos una sola persona con múltiples facetas y que el reto es lograr apostar por el equilibrio entre ellas.

 

6. El apoyo afectivo de nuestro entorno: somos personas que nos construimos y reconstruimos desde nuestras experiencias y desde el afecto que nos moviliza cada una de ellas. Por ello, contar con aportes de afecto y sostén en todo este proceso que como fui describiendo anteriormente, nos enfrenta con reposicionarnos como mujeres y trabajadoras. Contar con quienes sostengan desde manifestaciones de afecto, apuntalandonos en momentos de incertidumbre, son claves para atravesar y concluir etapas de este camino de cambios y redefiniciones.

 

A partir de estas claves, como modo de afrontarlos es relevante lograr precisar:

 

Definiciones: que entendemos por "exito" "fracaso" "cambio" "desafios" para comprender aquellas situaciones que nos movilizan en incertidumbres y posibles temores.

 

Lectura de realidades: como percibes la realidad, determina una lectura y acciones en consecuencia. Las caracteristicas de la realidad que predominen en tu perspectiva, sera aquellas que orientarán tus acciones.

 

Entender el "para qué" y el "por qué" de lo que hacemos: a menudo pensar el cambio de manera poco precisa, solo conlleva acciones de las mismas características o el abandono de la intención de cambiar. Quienes sostienen con convicción los motivos para moverse hacia nuevas realidades, son quienes definen acciones y lograr concretarlas.

"Sumarse a tendencias" solo por que observamos los beneficios que cambios trajeron a otras personas, solo continua manteniendo en la superficie un proceso que inicia desde mucho mas adentro de lo que pensamos.

 

Espero que en este articulo hayas identificado algunas pautas que sumen claridad en este proceso de cambio que estas iniciando o que quizás comenzaste a sentir oportuno de iniciar.

Y si mirás la imagen de mi articulo (quizas te lo preguntaste) verás que elegí puertas: considero que cada conflicto que nos detiene o demora, son puertas que debemos atravesar si somos comprometidas con nuestro propio crecimiento y valoracion personal. 

 

Recorda que en todo proceso de cambio, sos el elemento principal...

 

Espero tus comentarios o consultas. 

¿Queres leer mas artículos? te espero en mi cuenta de instagram

 

Un abrazo.

Alina.

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Sumate a mi Comunidad
Please reload

Buscar por tags
Please reload

Archivo
  • LinkedIn Social Icon
  • Facebook Basic Square